Nicaragua: Mujeres Saludables, Familias Saludables

© MADREEl Problema

Muchos miembros de los Pueblos Indígena y Afro-descendiente de la costa del Atlántico norte de Nicaragua casi no tienen acceso a la atención médica. Estas comunidades soportan un racismo institucionalizado y la negligencia del gobierno. Como resultado, carecen de clínicas, hospitales, agua, electricidad y sistemas sanitarios. Cada año aquí mueren sin necesidad miles de personas debido a enfermedades infecciosas (incluyendo malaria, dengue, tuberculosis, y cólera), las cuales son especialmente mortales para los niños. Casi tres cuartos de la población sufre de desnutrición, la que es causa de una mayor vulnerabilidad hacia cualquier enfermedad que puedan contraer.
La salud de las mujeres se ve amenazada no solo debido a la pobreza, sino también a la violación de sus derechos reproductivos. La tasa de mortalidad materna (184 muertes por cada 100.000 nacimientos) es más del doble del promedio nacional y docenas de veces más que la tasa estadounidense del 8 por cada 100.000. Nicaragua ha implementado una prohibición total del aborto, inclusive en casos de violación o cuando la vida de la mujer corre peligro. Las Mujeres Indígenas y Afro-descendientes son frecuentemente esterilizadas forzadamente en programas de planificación familiar dirigidos por el gobierno.


La Solución

En 2001, MADRE co-fundó CADAMUC, la primera clínica de salud de la mujer de la costa del Atlántico norte. Hoy en día, CADAMUC es una clínica de salud totalmente equipada para las mujeres y sus familias, muchas de las cuales no tienen otra fuente de atención médica. CADAMUC combina el conocimiento médico tradicional con la medicina occidental, ofreciendo un modelo de respeto y culturalmente apropiado de atención médica a Mujeres Indígenas y Afro-descendientes de las zonas rurales de Nicaragua.
MADRE envía regularmente cargamentos de medicinas, suministros médicos y equipamiento para la clínica—como una máquina de ultrasonido para que los médicos puedan mejorar el asesoramiento en salud de las mujeres embarazadas y brindar una detección temprana de problemas pre-natales. MADRE también envía médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud para brindar apoyo y capacitación a CADAMUC.
MADRE se encuentra ahora trabajando para equipar y proveer a un pequeño hospital cercano a la clínica. El hospital permitirá que los pacientes de alto riesgo puedan pasar la noche y recibir atención médica urgente y posibilitará que más mujeres y familias realicen consultas y reciban vacunas que pueden salvar sus vidas.
MADRE también ayuda proveyendo de servicios médicos móviles para aquellos que no puedan llegar a la clínica. Cada mes, un obstetra/ginecólogo, un enfermero, y un educador de la salud de CADAMUC viajan cuatro horas por caminos de tierra hacia la comunidad rural de Waspam. El equipo pasa dos días ofreciendo servicios de educación y salud reproductiva gratuitos a las mujeres que viven en las comunidades aisladas a lo largo del río Coco.


Los Resultados

  • La vida de la población es salvada y su salud mejorada debido a la atención médica de alta calidad, accesible y respetuosa.
  • Las tasas de enfermedades infecciosas están disminuyendo ya que la población asiste a la clínica por tratamientos y vacunación.
  • La habilidad de las mujeres para tomar decisiones saludables con respecto a su vida sexual y reproductiva es aumentada por talleres y campañas populares que promueven el conocimiento y la discusión de cuestiones críticas de la salud y de los derechos de las mujeres.
  • La incidencia de las infecciones de transmisión sexual, incluyendo HIV/SIDA, y las tasas de embarazos no deseados están disminuyendo gracias a la educación y capacitación ofrecidos por CADAMUC.
  • Las causas básicas de la crisis de atención sanitaria en Nicaragua están siendo atendidas ya que MADRE promueve el aumento y mejora de las instalaciones de servicios médicos en la región y desarrolla un modelo de atención médica comunitaria que promueve las condiciones necesarias para la buena salud, incluyendo el acceso a la comida, al agua potable, y la libertad frente a la discriminación y la violencia de cualquier tipo.
  • El conocimiento tradicional de los Pueblos Indígenas y otra población local está siendo preservado y desarrollado por el uso de plantas medicinales y prácticas de curación indígenas por parte de CADAMUC.